Los perros sudan por la lengua

Quien tiene un perro en casa sabe muy bien que durante el verano no le conviene sacar a su mascota demasiado tarde para el paseo matutino, porque volverá con la camiseta totalmente empapada de sudor. Sin embargo, el pelo de su fiel amigo seguirá completamente seco.

La creencia común es que los canes sudan por la lengua, pues siempre que están acalorados, por esfuerzo físico o por temperatura ambiental, esta parte de su cuerpo está colgando fuera de su boca mientras jadean enérgica y rápidamente.

Sin embargo, no es exactamente así. Aunque es cierto que este comportamiento es un mecanismo de refrigeración, tal como lo es el sudor, las glándulas sudoríparas del perro no están en la lengua, sino en las almohadillas de las patas. Por otro lado, la lengua y la respiración acelerada sirven para aumentar la evaporación de la saliva y de la humedad contenida en el aire caliente que procede de los pulmones, reduciendo la temperatura corporal del perro.

Autor: ¿Será cierto?

Compartir esta entrada en

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *