La guillotina es un invento francés

La guillotina se hizo famosa como método de ejecución durante la Revolución Francesa de 1789. Su nombre se debe al doctor Joseph Ignace Guillotin, pero éste no fue en absoluto su inventor, ya que este tipo de artilugio (que algunos sostienen que se inventó en tiempos del Imperio Romano) se había utilizado antes en Alemania (Fallbeil) en el siglo XIII y en Escocia (Maiden) en el siglo XVI.

Su nombre se debe a que el doctor Guillotin propuso ejecutar con esta máquina a los condenados a muerte para evitar sufrimientos innecesarios, ya que las ejecuciones con espada o hacha no solían ser de un solo tajo sino que requerían varios cortes que causaban una verdadera sangría. La Asamblea Francesa aceptó su uso también como “universalización” de la pena de muerte, ya que hasta entonces solamente los nobles podían tener una ejecución rápida e indolora.

En 1792 otro médico francés, el doctor Antoine Louise, cambió la cuchilla horizontal por una oblicua, cuyo corte era mucho más efectivo.

Se calcula que durante la Revolución Francesa murieron casi mil doscientas personas en la Plaza de la Concordia de París. Y la guillotina se utilizó como método de ejecución en varios países europeos (Suecia, Bélgica y las dos Alemanias en su momento) durante gran parte del siglo XX (la última ejecución fue en 1977).

Y desmontamos un mito dentro de otro mito: el doctor Guillotin no murió guillotinado, sino de una enfermedad. El error se debe a que una persona con su mismo nombre fue ejecutada en Lyon.

Autor: ¿Será cierto?

Compartir esta entrada en

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *