Si te arrancas una cana te salen siete

Probablemente a todos los mortales, conscientes de serlo, nos preocupa envejecer. Se supone que es por eso por lo que hay toda una serie de refranes, supuestas recetas y falsos remedios para mantenerse joven y sano durante más tiempo.

Una de estas máximas que tanto hemos escuchado es que si nos quitamos una cana nos saldrán siete. Esto no es cierto, pero sí lo es que arrancarse una cana no es bueno,  como tampoco lo es arrancarse un cabello de color, puede causar un daño innecesario al folículo e impedir que vuelva a crecer.

Los cabellos se vuelven blancos porque envejecen y dejan de producir melanina, algo así como si “se jubilaran”. Suele pasar a partir de los 40 años, pero puede suceder antes o después, e influyen tanto factores genéticos como la contaminación o el estrés. Hay personas canosas a los veinte años, así que, si un buen día nos descubrimos alguna cana, lo mejor es asumirla con tranquilidad como símbolo de madurez y plenitud. Y saber que no por ello somos viejos, ¡ni mucho menos!

Para terminar, y por su relación con el tema, decir que tampoco hay base científica alguna en la idea de que a quien tiene canas no se le cae el pelo. El pelo canoso es más grueso y áspero, pero eso no impide su pérdida.

Fuente: Xataka Ciencia

Foto: Pixabay

Autor: ¿Será cierto?

Compartir esta entrada en

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *