¿Barriga cervecera?

La cerveza es una bebida muy rica y que en España se consume a lo largo de todo el año, probablemente por las bondades de nuestro clima y por la tradición de acompañarla con tapas en casi cualquier punto de nuestra geografía. Pero sus degustadores siempre hemos tenido miedo a que, si no teníamos cuidado con su consumo, terminaríamos pareciéndonos a Homer Simpson.

Pues ¡estamos de enhorabuena! ya que un estudio de la Academia Española de Nutrición y la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid desmiente el mito de la barriga cervecera, ya que el aporte calórico de dicha bebida es muy pequeño, y por tanto, el consumo moderado y habitual de cerveza (siempre que no exceda los 30 gramos de alcohol al día) favorece una adecuada composición corporal y, por tanto, puede incluirse en una dieta saludable. Además, la cerveza nos aporta antioxidantes y nos ayuda a aumentar el colesterol bueno y a disminuir el malo.

Sobre los verdaderos culpables de la mencionada barriga cervecera, el estudio afirma que es mucho más probable que sean los hábitos sedentarios, la alimentación incorrecta, el tabaquismo e incluso algunos factores genéticos.

Así que, hagamos caso a los médicos y bebamos cerveza (eso si, siempre con moderación).

Fuente: PúblicoImagen: Pixabay

Autor: ¿Será cierto?

Compartir esta entrada en

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *